18 jul. 2015

¿Podemos acampar en la playa?


En verano dormir bajo las estrellas a la orilla el mar se antoja un plan perfecto para pasar las noches más calurosas. Pero ¿se puede hacer? ¿Es legal acampar en las playas españolas? Como se recoge en el siguiente artículo, la legislación lo prohíbe, aunque de manera excepcional algunos municipios pueden conceder permisos.

¿Acampar en la playa? En España es ilegal


Acampar en la playa durante verano, para así disfrutar del contacto con la naturaleza y, de paso, ahorrar unos euros en alojamiento, no es posible en nuestro país: en España la acampada en la costa está prohibida

Pero ¿por qué no se permite?

Los motivos para restringirla son de diversa índole y entre ellos destacan razones de salubridad, así como garantizar la seguridad personal y nacional, sin olvidar la enorme falta de respeto al medio ambiente que se ha producido durante años en el litoral. Todo ello ha dado lugar a que hoy en día exista una normativa muy proteccionista y restrictiva.


¿Dormir en tienda? Prohibido, salvo excepciones y con autorización expresa


Pasar una noche durmiendo en la playa depende, en ocasiones, de la comunidad autónoma o incluso el municipio en el que se pretenda hacerlo. La normativa es muy restrictiva y están prohibidas las acampadas (la instalación de tiendas de campaña o de vehículos o remolques habitables) en todo el dominio público.

Pero "en momentos puntuales, con permiso -o permisividad- de las autoridades locales, quizás se pueda lograr una autorización", según explica el secretario de la FEEC, Óscar Monedero. Los criterios que se siguen para conceder este permiso son la actividad que se tenga intención de realizar, cómo y quién. Pero obtenerlo es casi misión imposible. Se exige un nivel tan elevado de responsabilidad medioambiental y como persona física, que en la práctica "es muy difícil que se concedan", en palabras del secretario de la FEEC.

Estacionar en la costa: furgonetas y autocaravanas


Hace unos años era frecuente ver numerosas furgonetas o autocaravanas estacionadas en las inmediaciones de las playas más bohemias de Cádiz o Almería, entre otras. Sin embargo, los ayuntamientos aplican una normativa cada vez más dura, por lo que esta práctica disminuye verano a verano.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), se considera que una autocaravana está estacionada y no acampada, siempre que ocupe la misma superficie parada que en marcha y, en el caso del litoral, respetando la distancia al mar que marca la Ley de Costas.
En teoría, se puede comer o dormir dentro de la autocaravana (es un espacio privado) y poner calzos para nivelar el vehículo, si el terreno está inclinado (un elemento de seguridad recomendado). También es posible elevar el techo o abrir claraboyas, pero siempre que no excedan del perímetro del vehículo.

No se debe, por el contrario, sacar sillas o mesas fuera, ni extender toldos, avances, ventanas batientes o elementos que sobresalgan de su perímetro. Tampoco se permite realizar vertidos de fluidos (aguas limpias, grises o negras), salvo los del motor por el tubo de escape, ni emitir ruidos molestos, como la puesta en marcha de un generador de electricidad durante las horas de descanso o por periodos largos.

Dormir en saco o al raso, una opción peligrosa y casi nunca permitida


Dormir al raso arropados con una toalla o solo con saco supone exponerse a recibir las multas del ayuntamiento de turno.

Pero, sobre todo, puede resultar muy peligroso. Además de que pueden desaparecer las posesiones personales, como el móvil o el dinero, los trabajos de limpieza de las playas pueden provocar un grave disgusto a quienes pasen una noche en el arenal. Este espacio se limpia por la noche o a primera hora de la mañana, cuando se remueve la arena. En alguna ocasión, las personas que se encontraban dormidas en la playa han resultado heridas.

¿La solución para acampar en la playa? En campings con acceso al mar


Aunque acampar en los arenales está prohibido en España, hay otras opciones para dormir y pasar unas vacaciones cerca del mar, sin gastar demasiado y en una tienda de campaña. Así, se puede acampar en zonas establecidas como alojamientos: los campings, que son ya la segunda opción alojativa vacacional por detrás de los hoteles. De hecho, según los datos manejados por la FEEC, la ocupación media a nivel nacional durante los meses de julio y agosto se situará en torno al 70%.

En la costa de nuestro país, se puede escoger entre numerosos campings que están integrados en plena naturaleza y que tienen accesos directos a las playas.

fuente: consumer



1 comentario:

  1. Si que es cierto que es una opción maravillosa para las noches de verano.
    Nosotros hemos tenido mucha suerte en Cesantes como cuento en mi blog. Merece la pena.
    Unha aperta

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...