24 jun. 2014

Solo tenían un sueño, y no hubo mayor prioridad que salir a cumplirlo

No importa la edad, no importa la profesión. No importan los empleos, no importan sus bienes materiales. Solo tenían un sueño, y no hubo mayor prioridad que salir a cumplirlo. Tres historias diferentes que siguen un mismo fin: dejar todo por viajar concretando sus proyectos.
  
Los que prenden motores 

“Van a hacer lo que todos alguna vez quisimos hacer”; “Boludo, ¿vos estás loco?”, “¿De qué van a vivir?”, “Seguro que te perdés algún casamiento”; “Los entiendo tanto”, fueron algunas de las reacciones del entorno de Lucila y Nicolás. Los dos tienen 26 años y comparten su pasión por viajar y sacar fotos. Ella es periodista, él ingeniero industrial, y ambos están a punto de arrancar la aventura de sus vidas.
La historia comenzó hace un año y medio después de unas vacaciones en Perú en las que volvieron con muchas ganas de seguir viajando pero de una forma distinta. “Empezamos a pensar qué nos gustaría hacer, dónde ir y cómo. Así fue que decidimos comprar la combi a la que llamamos Dora y va a ser nuestro transporte y hogar por los próximos años. La restauramos y la transformamos de un furgón a una casita rodante. ¡Después de mucho trabajo, Dora está lista para salir!”, cuentan entusiasmados.


Pero el viaje tiene condimentos que lo harán más que especial. El plan será viajar por las ciudades y pueblos de América para conocer a sus personajes conectando sus culturas. “Mientras viajamos, llevamos a las escuelas experimentos científicos para que los chicos puedan interactuar y descubrir cómo la ciencia se relaciona con la vida cotidiana. Buscamos incentivar la creatividad y la expresión de los chicos en espacios formales de educación”, explican.
La fecha de salida desde Buenos Aires será el 10/08/2014 y empezarán a subir para recorrer el norte de Argentina, cruzar a Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y de ahí pa’l Norte. El recorrido será armado durante el viaje, a medida que conozcan gente y reciban sugerencias e invitaciones, financiando su proyecto con ahorros, y venta de artesanías y postales.
Mientras se preparan y ultiman los detalles buscan desligarse de fechas de vuelta, esas que tanto necesitan los que viven en rutinas: “Nos gustaría llegar a Alaska, pero como dicen por ahí…La felicidad es el camino, no el destino”.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...