15 jul. 2013

Consejos para viajar con niños

Cuando se acerca el buen tiempo tendemos a salir a hacer más excursiones o viajes con los niños. Y aunque la idea es salir, estar al aire libre y disfrutar en familia muchas veces el viaje o la excursión se hace muy larga

1) Usar el sistema de retención adecuado al peso y altura de cada niño:
La ley española obliga el uso de asientos homologados hasta que el niño alcance los 135cm de altura. Hay que asegurar que sea el adecuado y que esté sujeto al vehículo según indique las instrucciones de cada silla. Recuerda que, mientras la silla lo permita, es preferible que los niños viajen de espaldas a la marcha del vehículo. Y si sólo viajamos con uno, el sitio más seguro para él es el asiento trasero central.

2) Organiza bien la salida y ármate de mucha paciencia y alegría:
Los niños son impacientes y su impaciencia puede ser contagiosa, lo que no es nada bueno para la conducción. Así que intenta que los pequeños suban al coche cuando esté todo listo: la puesta a punto del vehículo hecha, el maletero cargado y el trayecto planeado. Por otro lado, ármate de paciencia y llena tu mente de pensamientos positivos y alegres… ¡lo necesitarás durante el viaje!


3) Planifica el trayecto con el horario de los niños:
Intenta evitar las horas punta y los días de más desplazamientos. Si nos libramos del atasco, el viaje será más agradable para todos.
También es importante tener en cuenta las rutinas de sueño y comidas de los niños. A muchos conductores les gusta viajar de noche, pero en realidad los niños no descansan bien en el coche y es mejor evitar los desplazamientos nocturnos (que además son más peligrosos, al estar reducida la visibilidad).

4) Lleva bebidas y una pequeña merienda:
Está bien llevar en el coche bebida y algo de comida por si acaso, pero eso no te exime de parar a descansar, cada tres horas como mínimo. Tanto al conductor como a los niños les vendrá bien estirar las piernas.
En las paradas, nunca dejes al niño solo dentro del coche, da igual que esté despierto o dormido.

5) Organiza entretenimiento para los niños:
Contra el aburrimiento, imaginación y tecnología. Puedes recurrir a las canciones y los juegos más tradicionales, y puedes aprovechar para enseñarles un poco de seguridad vial: por ejemplo, un “veo veo” centrado en las señales de tráfico, en el que se puede describir la señal para adivinar el significado o viceversa.
Y si queréis aprovechar el tiempo libre para reforzar la educación vial de los más pequeños, os recordamos nuestras webs: para los niños de 3 a 5 años tenemos también la página losmaspequenosyseguridadvial.com y para los que tengan entre 6 y 11 años, ninosyseguridadvial.com.
Pero igualmente puedes echar mano de aparatos de DVD portátiles o tabletas, en las que los niños también pueden aprender educación vial con nuestras aplicaciones disponibles para iPhone, iPad yAndroid.

6) Recuerda que su seguridad es siempre tu responsabilidad.
No olvides que, aunque no vayan contigo, la responsabilidad legal de velar por la seguridad de los hijos siempre es de los padres. Así que si los niños viajan con los abuelos, con los tíos o con amigos, debes asegurarte también de que lo hacen de una forma segura.

Fuente:  charhadas.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...