3 jun. 2013

De Burela a Cedeira: la costa silenciosa


A Mariña lucense es la protagonista principal de esta ruta. Una comarca silenciosa y desconocida que ofrece al viajero el espectáculo de un litoral abrupto y escarpado salpicado de inigualables playas, y una sucesión de valles y montañas de gran belleza. Todo ello englobado en un entorno de riqueza natural que se mantiene en perfecto estado de conservación.

Partimos de Burela, un tranquilo pueblo gallego cuyo activo puerto pesquero es su mayor atractivo. Muy cerca de Burela está San Ciprián, diminuta parroquia, cuya playa forma una península coronada por un importante castro romano.

Nos incorporamos a la N-642 que lleva hasta la ciudad medieval de Viveiro, dueña de la Ría más grande del Cantábrico y capital de la comarca de A Mariña. Se trata de una interesante localidad que conserva, intactos, varios lugares de interés como son las puertas de las murallas y las callejuelas y varios pasajes del barrio medieval. La Iglesia de Santa María Do Campo o la de San Francisco, además de la Puerta de Carlos V, o la Casa de los Leones son algunas de las joyas de esta bella localidad.


Es conveniente hacer una excursión a la cercana zona de Area Longa y a Porto Barqueiro, de gran valor paisajístico y, cómo no, una escapada hasta Estaca de Bares, el punto más septentrional de la Península Ibérica que bien merece una visita. Hay que tener en cuenta que, además, las playas vírgenes de esta zona se cuentan entre las más espectaculares de Galicia.

Proseguimos el recorrido, rodeados de verdor y humedad y envueltos en la aromática brisa del mar. Nos espera la Ría de Ortigueira, ya en la provincia de La Coruña. En Ortigueira, el río Mera forma un estuario que se convierte en ría al ritmo de las pleamares, formando un escenario grandioso. El pueblo de Santa Marta de Ortigueira, aunque pequeño, es bonito, con sus casas con ventanales de galerías que le dan un aire señorial. Se trata de un lugar muy agradable de conocer.

En las inmediaciones se encuentra Cariño, localidad de veraneo idónea por su magnífica playa y los paisajes circundantes llenos de bosques de pinos y eucaliptos que trepan sobre montañas de suaves formas. La majestuosidad del entorno se suma a otros privilegios de esta tierra, entre ellos el gastronómico. No debemos olvidar que a Galicia, entre otras cosas, se viene a comer bien.

Una vez extinta la N-642, la sustituimos por la AC-862 y a la altura de Penela nos desviamos por la AC-566 que nos lleva a través de montones de heno recién segado, minifundios y parroquias dispersas hasta Cedeira. Ubicada en la margen norte de la ría del mismo nombre, Cedeira serpentea por empinadas laderas cobijando muy buenos ejemplos de la arquitectura tradicional dominante por estos andurriales, que se plasman en la profusión de balconadas, ventanales y galerías. Además, entre todas estas maravillas, no necesitamos salir de Cedeira para disfrutar de su playa urbana, así como los algo más distantes playazos de Villarube y Pantin y, en general, el concejo entero.

Fuente: www.ocholeguas.com

1 comentario:

  1. Burela un sitio perfecto para disfrutar de terra, mar, e aire donde podes ter as millores vistas dende o mirador ou bucear polas sua fermosa costa. Beber os seus mellores caldos acompañados dun bo aperitivo e compaña das xentes do mar escoitando historias de antaño cando ainda era buril e todos os cambios socioeconomicos e politicos que a leva a ser o que hoxe. Un pobo vivo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...