20 may. 2013

Guía para adquirir alguno de los ocho modos de abono posibles en las autovías portuguesas

A pesar de haber transcurrido dos años y medio desde que Portugal sembró de peajes sus autovías, pocos siguen siendo los gallegos que en puentes como el que comienza saben cómo pagar por transitar por ellas. Los pasos fronterizos gallegos son los de mayor tráfico de todo Portugal, y justamente en ellos la Administración lusa ubicó las primeras cámaras de control. La A-28, que une Caminha con Oporto, y la A-24, que parte de Verín hasta Viseu, están jalonadas de cuatro módulos de cobro en el primer caso y trece en el segundo, en los que todo se hace con cámaras y sin nadie al que pagarle los peajes. Lo mismo ocurre en los cuatro kilómetros escasos que hay entre la salida de la autopista de Oporto y su aeropuerto, además de en otros cuatro viales más del país. Para tratar de cobrar a los extranjeros, la Administración portuguesa ha puesto en funcionamiento hasta ocho métodos distintos de pago, mientras planea un nuevo sistema.

Método 1. Telepeaje español 

Es es el más cómodo, pero son muy pocos los conductores gallegos que lo han adquirido y hasta el 31 de julio solo son interoperables en Portugal los emitidos por NCG Banco y Ressa. Funciona como en la AP-9, transmitiendo los datos bancarios del conductor al pasar por los peajes. Cuesta entre 16,50 euros en portales web y 50 en la entidad bancaria más cara.

Método 2. «Easy Toll» 


En Vilanova de Cerveira, Chaves, Vilar Formoso (junto a Salamanca) y Vila Real (en el Algarve) se han dispuesto unos cajeros en la carretera para relacionar una tarjeta Visa o Master Card con el número de matrícula que recoge una cámara. Cada vez que un pórtico de peaje detecte la matrícula, se hace un cargo. Utilizable durante 30 días.

Método 3. «Toll Card» 

Consiste en tarjetas prepago con saldos de 5 a 40 euros. Se activan enviando un SMS con la matrícula y su duración es de un año. Se adquieren en áreas de servicio y oficinas de correos de Portugal.

Método 4. «Toll service» 

Es un bono prepago válido por tres días únicamente. Su precio es de 20 euros y permite viajes ilimitados durante su vigencia. Está a la venta en Correios, aeropuerto de Oporto o Ikea. Solo se pueden comprar seis al año.

Método 5. Vía verde de alquiler 

Dispositivo de telepeaje en alquiler y asociado a tarjeta de crédito. La primera semana tiene un coste de 6 euros y 1,5 cada una posterior. Fianza de 27,5 euros.

Método 6. Vía verde fijo 

Es un dispositivo como el de los telepeajes de Vía T y se pueden adquirir en las oficinas del Banco Caixa Geral en España si se posee alguna cuenta en dicha entidad. Cuesta 27,5 euros.

Método 7. Telepeaje de Correios 

Un dispositivo de telepeaje similar puede ser adquirido en las oficinas de Correios lusos. Su coste es de 27,50 euros.

Método 8. Tramos concretos. 

Hay terminales que permiten pagar por adelantado el tramo a realizar. También se puede hacer por Internet en la web ctt.pt.

Fuente: La Voz de Galicia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...