29 abr. 2013

Volkswagen T5 California Beach 2.0 TDI 140 CV DSG Bluemotion



El movimiento hippy queda ya muy lejos, pero el espíritu de aquellas Volkswagen T1 sigue patente en la California cinco generaciones después. Es el vehículo de la libertad, libertad para ir a cualquier sitio, libertad para llevar cualquier cosa, libertad para dormir o comer en cualquier sitio. Si te va el lujo tienes que ver la prueba de la Volkswagen California Comfortline. Pero si te conformas con lo justo o prefieres menos equipamiento para tener una ‘furgo’ más polivalente y que puedas usar sin reparo a diario, la California Beach es la tuya.

Interior y equipamiento de la Volkswagen California Beach

La versión que hemos probado tiene techo elevable (manual) y banco-cama trasero de tres plazas (opcional sin sobrecoste). Así tenemos una furgoneta con cinco plazas, cama sobre el techo para dos personas y cama en el habitáculo para dos o tres si se acurrucan un poco (probado con tres personas de talla grande y tan a gusto). Tiene calefacción estacionaria independiente, mesa plegable que se esconde en la puerta corredera y también sirve para el exterior, a juego con un par de sillas que quedan bien ocultas en el portón trasero. Ah! y los asientos delanteros son giratorios para configurar un ‘saloncito’.


Interior con mesa desmontable

A la hora de comer el asiento del acompañante y la plaza trasera derecha quedan un poco retiradas de la mesa. Y cuando llega la hora de dormir, el piso de arriba es la opción acertada, ya que tiene somier de lamas de madera y es más cómodo. Abajo el asiento cama junto con la prolongación del maletero no queda totalmente plano y es pasable, pero arriba descansas mejor.

En configuración de coche el espacio es abrumador en todas las plazas, no hay limitaciones por ningún lado. El puesto de conducción es muy elevado y la postura relajada hace que los kilómetros pasen con mucha menos fatiga. Eso sí, más altura y peso hacen que los movimientos sean más notables y hay que llevar una conducción relajada para que el pasaje no se queje.

¿Y el maletero? Enorme si lo comparas con el de cualquier turismo, aunque la prolongación de la cama es un poco incómoda y lo mejor es dejarla en casa si no se va a utilizar.

Motor, prestaciones y consumos de la VW California Beach 2.0 TDI 140 CV DSG

El voluntarioso 2.0 TDI de 140 CV es un motor más que brillante en todas sus evoluciones. Por mucho que se haya hablado, sigue gustando y hasta sorprendiendo. En la T5 no te deja impasible, sus 140 CV mueven sin problema sus más de dos toneladas de peso. Lógicamente en el VW Golf va mucho mejor, pero dado el carácter más tranquilo de la T5 no creas que se echa en falta más potencia, sólo en contadas ocasiones.

¿Y qué mejor aliado que un cambio DSG de 7 velocidades? Pues lo tiene y es el colmo de la comodidad. Pero si lo que quieres son novedades, te cuento que tiene ‘navegación a vela’, es decir, que cuando dejas de acelerar y no estás en una cuesta abajo pronunciada en la que necesitas la retención del motor, se queda ‘suelta’, como si estuviese en punto muerto. Así se recorren más metros porque el motor no retiene y se ahorran unos ‘litrillos’ de gasoil en cada  depósito. Pero no te asustes, si vas cuesta abajo el sistema lo detecta y el motor comienza a retener para mantener la seguridad. En ciudad el sistema Start&Stop pone su granito de arena en esto del ahorro.

Esta California acelera de 0 a 100 en 14,7 segundos y consigue una velocidad máxima de 172 Km/h. El consumo medio homologado es de 8,2 litros a los cien y en carretera de 6,9 litros. No hemos podido hacer una prueba de consumo real como hacemos con todos los coches que probamos porque con la California sólo hicimos un viaje de 900 kilómetros, 400 de ellos por carretera convencional y el resto por autovía. La velocidad de crucero fue de 130 Km/h de marcador y el consumo medio final de 7,1 litros a los cien. Nada mal para un ‘cachalote’ como éste.

Prueba dinámica de la Volkswagen California BeachPoco nuevo hay que contar del comportamiento 
dinámico de la California. Si la comparamos con su hermana equipada la Comfortline resulta más ligera y se nota. Comparada con una Caravelle o Multivan ya habría que hilar muy fino para buscarle las diferencias, apenas se aprecian.

Se mueve bien con el motor de 140 CV

Estas furgos son para ir tranquilo, invitan a mantener cruceros legales o ‘casi-legales’ disfrutando de la carretera y el paisaje. Sí, es que desde ahí arriba se ve mucho más que en cualquier coche. Pero no te engañes, corre bastante aunque no sea su objetivo.

En curvas hay que tener claras sus dimensiones y peso, no puedes llegar a una curva y tirarte así de cualquier manera. Tranquilidad, relajación y anticipación, la T5 va mejor en curvas de lo que pueda parecer, pero tiene sus limitaciones y es lógico, es cuestión de física. La dirección tiene buen tacto, el tarado de las suspensiones protege nuestra espalda y frena con decisión. Está bien hecha y se nota, por eso no es de extrañar lo cotizadas que están de segunda mano.

Fuente:  www.mascoche.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...