16 feb. 2013

Los autocaravanistas de Bizkaia apuntalan su seguridad


Las autocaravanas son otra forma de disfrutar del tiempo de ocio. Es un método práctico de viajar con la casa a cuestas que aporta la libertad de decidir al instante qué lugar se quiere visitar sin necesidad de tener una reserva previa. El uso de autocaravanas ha aumentado en los últimos años motivada en parte por la crisis y en parte por la moda de disfrutar de las vacaciones de una forma diferente. Las autocaravanas ofrecen muchas ventajas: flexibilidad y libertad de movimiento, contacto con la naturaleza e independencia. Sin embargo, una de sus principales ventajas se convierte también en un inconveniente, se viaja con la casa a cuestas, o lo que es lo mismo, con numerosos objetos de valor como televisión, ordenador portátil, cámara de fotos o de vídeo, etc., lo que supone un suculento reclamo para los amigos de lo ajeno. De ahí que los aficionados a este medio de transporte tomen ciertas medidas para afianzar la seguridad de sus pertenencias. "No tenemos constancia de que se esté produciendo un aumento alarmante de los robos en autocaravanas ni en Euskadi ni en el resto del Estado. Se dan casos, pero al mismo nivel que ha habido siempre. Lo que hay que tener es un poco de cuidado. Utilizar el sentido común y poner unas medidas de seguridad básicas y no hay porqué tener problemas", garantiza, Javier Ruiz, secretario de Sorbeltz, club vasco de usuarios de autocaravanas.

Bizkaia no es uno de los territorios vascos más afectados por los robos en autocaravanas, aun así se ha registrado un leve incremento de este tipo de delitos durante el periodo estival. Según los datos ofrecidos por el Departamento de Interior del Gobierno vasco, el territorio vizcaino pasó de las 24 sustracciones en los tres meses de verano de 2011 a las 30 que se registraron durante el mismo periodo de este año. Por contra, Gipuzkoa ha sido una de las zonas más afectadas por los robos en autocaravanas pasando de los 15 casos registrados durante los mese de junio, julio y agosto de 2012 a los 57 en el mismo periodo de 2012. En relación a esta modalidad delictiva, desde la Unidad de Investigación de Gipuzkoa indica que la mayor concentración de robos en autocaravanas a lo largo de este año se ha producido en las localidades costeras, siendo "prácticamente inexistente" este fenómeno en el interior del territorio. "Destaca el número de casos registrados durante el mes de julio en las localidades de Donostia, Zumaia, Deba e Irun, ciudad esta última donde se han registrado varios casos en el área de estacionamiento de un centro comercial", apuntan las mismas fuentes.

Según explica el secretario de Sorbeltz, aquí no existe sensación de inseguridad en las autocaravanas, "se producen robos pero al mismo nivel que en otros vehículos", puntualiza. Además, reconoce no tener conocimiento de ningún caso de agresión o de violencia en los robos registrados en autocaravanas. "En ese sentido mandaría un mensaje de tranquilidad. Al igual que el rumor de que se utilizan gases narcóticos para cometer los robos. Es absolutamente falso. No hay ninguna evidencia científica que demuestre que existe un producto narcótico capaz de dormir en una autocaravana a todos por igual, la misma dosis no afecta igual a un adulto que a un niño. Si existiera un gas así, la policía lo utilizaría en casos de secuestro", razona Ruiz. Según explica, en estos casos, se dan tres circunstancias: los robos se producen en las áreas de las autopistas; las autocaravanas no tienen alarma; y, carecen de sistema de seguridad en las puertas de la cabina y les entran por ahí. "Lo que hacen los ladrones es aprovechar las horas de sueño más profundo para entrar a robar y ni te enteras", argumenta Javier Ruiz. 

Asaltos Desde la asociación Sorbeltz hacen hincapié en que el mayor número de los asaltos caravanas se producen principalmente cuando los pasajeros se encuentran de visita en las principales ciudades del territorio y estacionan en el casco urbano o en las áreas de servicio. "En la asociación hemos tenido constancia de que en los últimos años ha habido bastantes robos en la zona de Botica Vieja y en los alrededores del Guggenheim, sobre todo a las autocaravanas con matrícula extranjera. Aparcan allí y se meten en la boca del lobo", señala Ruiz. Los caravanistas aparcan en las inmediaciones del Guggenheim para visitar el museo y conocer el resto de la ciudad abandonando su vehículo durante horas mientras recorren la villa. Los ladrones se aprovechan de esta circunstancia para poder acceder a las caravanas y hurtar los enseres de valor que los visitantes puedan tener en el interior. Por ello, la recomendación a los caravanistas en las grandes ciudades es que eviten aparcar en el centro y se dirijan a los municipios cercanos, a las áreas de autocaravanas o a un camping. "Es mejor dejarla en las zonas habilitadas para ello, como Kobetamendi y utilizar el transporte público para llegar a la ciudad", recomienda Ruiz.

Estrategias Las grandes ciudades y las áreas de servicio de las autopistas son los puntos calientes donde se producen robos y ahí es donde los caravanistas deben extremar las precauciones. Por ello, además de utilizar las áreas habilitadas para ellos, los aficionados a este medio de transporte emplean otras estrategias para garantizar su seguridad cuando van de viaje, por ejemplo aparcar cerca unos de otros.

En las zonas más turísticas, aunque no haya áreas de autocaravanas, siempre existen sitios donde se reúnen los caravanistas. "Siempre buscas la seguridad de estar acompañado de más autocaravanas por si pasa cualquier cosa, aunque es una seguridad ficticia, pero el hacer grupo da seguridad", reconoce Ruiz. Otra de las estrategias defensivas que empleas son las alarmas y sistemas de seguridad, tanto en las puertas del habitáculo como en la cabina del vehículo para evitar ser sorprendido por un ladrón mientras pernoctan, pero, tal y como reconoce el secretario de Sorbeltz, "el mayor sistema de seguridad es buscar sitios tranquilos y seguros para estacionar". 

"Durante el día hay que tomar las mismas precauciones que en un coche, no dejar nada a la vista, llevarte encima la documentación y las cosas de valor como la cámara de fotos. No te lo vas a llevar todo encima porque el ordenador o la tele lo tienes que dejar en la autocaravana y eso los ladrones lo saben", confirma Ruiz. De ahí, que ese sea el principal objetivo de los amigos de lo ajeno. Durante la noche las medidas son otras: tener un alarma conectada. "Hay alarmas que se activan con las puertas y cuando no estás dentro se activa con el movimiento. Entonces, por la noche desactivas el de movimiento y solo dejas la alarma perimetral, la de las puertas. Así, si estas dentro y abren la puerta salta la alarma y puedes tomar las medias pertinentes", expone el secretario de la asociación de autocaravanistas. 

Recomendaciones La principal recomendación que damos es evitar siempre las áreas de servicio de las autopistas para dormir. Sobre todo cuando salimos de aquí para ir hacia Europa porque al cruzar Francia o para ir hacia Italia, se suele parar en la zona de la Costa Azul y allí si te quedas a dormir en la autopista te roban sí o sí, pero no solo a las autocaravanas, también a los camiones. Hay que evitar las autopistas para pernoctar. Incluso de día, en las áreas de servicio de la Costa Azul, es aconsejable no dejar nada en la autocaravana porque te la 'limpian' en diez minutos. Aquí no pasa eso, es una zona bastante segura, aunque en las ciudades puede haber algún problema, pero lo mismo que cuando vas con el coche, hay que tener unas medidas de seguridad normales.

Fuente: Deia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...