18 feb. 2013

Furgoneta Solidaria: de Lugo a Guinea Bissau


LOS INTEGRANTES de la expedición Furgoneta Solidaria llevan ya varios días trabajando en el poblado de Gambasse, en Guinea Bissau. La furgoneta, con tres voluntarios lucenses: Natalia Rodríguez , enfermera; Roberto Pacios , carpintero, y Marcos Méndez , periodista, recorrió casi 6.000 kilómetros cargada de medicamentos y material escolar recogido en varios puntos de Lugo y en otras zonas de su recorrido. La expedición atravesó España, Marruecos, Mauritania, Senegal y Guinea Bissau en un viaje de diez días.

Las trabas burocráticas en las fronteras, los problemas con las fuerzas de seguridad y unas carreteras que en muchos tramos no merecen tal nombre, han sido los mayores problemas que se encontraron los voluntarios en su peripecia africana. Además, aún están esperando parte del material donado, enviado por barco semanas antes de salir de Lugo.

Además de los tres lucenses el grupo de voluntarios lo forman Laura García , veteriania abulense, pero residente en Lugo; Aritz Herrero , ingeniero guipuzcoano; Vanessa Rodríguez , Diana Rodríguez , Sara Cejas y Rosa Chincoa , sanitaras residentes en Lanzarote y que se han ido sumando a la expedición en distintos puntos del recorrido.


Ya el primer día en Ginea Bissau los tres voluntarios lucenses se encontraron en la carretera un accidente de autobús que atendieron con los medios que llevaban en la furgoneta. En el accidente fallecieron 4 personas y hubo varios heridos de gravedad que los lucenses socorrieron y enviaron al hospital de la capital del país en dos camionetas. El mal estado de las carreteras, el exceso de pasajeros y la mala conservación de los vehículos hace que los accidentes en Guinea Bissau, uno de los países más pobres del mundo, se conviertan en auténticas tragedias.

El trabajo de los voluntarios comprende varios proyectos, como atender el dispensario médico de Gambasse al que se acercan, desde que se corrió la noticia de la llegada de la furgoneta, gentes de todas las aldeas de los alrededores. Algunas madres cargan a la espalda a sus hijos enfermos durante horas para que los vean los sanitarios españoles, ya que normalmente los dispensarios son atendidos solamente, y con suerte, un día a la semana por un doctor local que carece de las medicinas más básicas.

Además el grupo de cooperantes está elaborando un censo de las aldeas de la zona, casa por casa, labor que servirá a la hora de repartir todo el material donado en España. En estos primeros días ya han arreglado uno de los pozos de agua y comenzado un taller de carpintería.

La furgoneta trasladó a Ginea Bissau unos 700 kilos de material médico, además de material escolar, de carpintería y zapatos para los niños.

La falta de recogida de basura es otro de los problemas a los que se enfrentan en las aldeas de Guinea Bissau. La basura se acumula cerca de las casas creando focos de infección, sobre todo para los más pequeños que juegan descalzos. Los voluntarios trabajan en la concienciación sobre la necesidad de recoger la basura para luego eliminarla en lugar de tirarla por todo el poblado. Para ello, con la ayuda de los jóvenes de la aldea, han cavado dos agujeros en los que se depositarán los desperdicios a modo de basureros.

A pesar del calor sofocante, la falta de muchos recursos y las dificultades de comunicación (el portugués es el idioma oficial del país pero muy poca gente lo habla) los cooperantes lucenses ven día a día el fruto de su trabajo dicen sentirse recompensados de sobra con el inmenso cariño que les da la gente, según relata Marcos Méndez desde la aldea.

Podeis seguir este proyecto desde su pagina en Facebook  


2 comentarios:

  1. Noraboa pola iniciativa !!!!! e tamen a ardelleoeixo por divulgala noticia

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...