3 ene. 2013

“Bully”, la furgoneta que los hippies convirtieron en todo un símbolo.


 Hay vehículos que desde que nacen están destinados a marcar una época dorada, para ser recordados como sinónimo de libertad, de rebeldía, vehículos para olvidar normas y horarios, y rememorar tiempos pasados no con nostalgia sino con una sonrisa, sin duda, el rey en esta categoría es el “Bully”, la furgoneta que los hippies convirtieron en todo un símbolo.


Esta furgoneta, aunque está asociada sobre todo con la época del amor libre y los años 60, ha sobrevivido a varias generaciones cautivando a personas de toda índole.

[foto de la noticia]
ampliar foto

Parece que en Volkswagen no tienen intención sacar otra versión actual del Bully. La última versión de esta saga nació en el año 2001 bajo el formato de un microbús que en general respetaba las líneas clásicas pero modernizadas y suavizadas. 
 
A parte del diseño, el Volkswagen Microbús incorpora el alto nivel de equipamiento que caracteriza a los vehículos de la firma alemana: tecnología informática, pantalla de vídeo LCD, tres filas de asientos con la fila central giratoria, etc.

Sin embargo, después de todo esto muchos se preguntarán por qué tuvo tanto éxito este vehículo y a quién se le ocurrió la genial idea. El creador del "Bully" fue Ben Pon, un empresario de la localidad holandesa de Amersfoort. Él fue el que ideó el primer boceto en abril de 1947 y luchó por el proyecto hasta que vio la luz un primer prototipo llamado TYP 29.

El éxito de la furgoneta se basó en su polivalencia, por ejemplo, su funcionalidad y diseño le otorgaba validez para ser tanto un coche de bomberos o una ambulancia como una autocaravana cuyo interior se podía decorar al gusto del cliente: cocina, salón, mesas plegables, camas, etc. En 1951 se solicitaron 10.000 pedidos del modelo Transporter y a finales de esta década ya se construían más de cien mil unidades con versiones de todo tipo y necesidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...