27 nov. 2012

Volkswagen Transporter: Una idea revolucionaria

Han pasado 54 años desde que un empresario holandés convenció, con un simple boceto dibujado sobre la hoja de una agenda de direcciones, a los responsables de Volkswagen para que crearán un vehículo comercial ligero.


Fue concretamente el miércoles 23 de abril de 1947 cuando Ben Pon, un empresario de la localidad holandesa de Amersfoort -que se había trasladado a la ciudad alemana de Minden para entrevistarse con las autoridades británicas que asumieron el mando de Volkswagen-, dibujó el primer boceto del Transporter. 


Ben Pon creía en las cualidades del vehículo Volkswagen, diseñado por Ferdinand Porsche antes de la Segunda Guerra Mundial por encargo de Hitler, y fabricado por los británicos en Wolfburg, ciudad de la zona que administraban tras el armisticio. Ben Pon estaba tan convencido de las posibilidades del Volkswagen que viajó a Alemania para obtener la importación de la marca para los Países Bajos.

Lo que no sabía es que su visita iba a tener unas consecuencias tan inesperadas como importantes. Mientras discutía sus ideas sobre la importación en su país de los coches alemanes, tuvo la ocurrencia de dibujar un esquemático boceto de un vehículo de formas rectangulares apto para el transporte. Tan sólo eran unos cuantos trazos, pero ya dejaba entrever lo que Ben Pon necesitaba para su negocio.

Era como un cajón rectangular sobre ruedas, con una cabina en la parte delantera y un motor en la trasera, que debía pesar tan sólo 750 kilos y ser capaz de transportar 750 kilos de carga. Algo tan sencillo como revolucionario para su época. Naturalmente, esa furgoneta (como se le llamaría ahora) se montaba sobre un chasis de Volkswagen Escarabajo.El primer prototipo llevaba el nombre clave Typ 29, pero a pesar de la brillantez de la idea de Ben Pon, pronto fue arrinconado por Volkswagen.

Entre tanto, Ben Pon y su hermano Wijnard se convirtieron en los primeros importadores oficiales de Volkswagen en el mundo. Pero no pasó mucho tiempo hasta que el proyecto fue desempolvado por la nueva dirección de Volkswagen, encabezada por Heinrich Nordhoff, que tenía a Alfred Haesner como director técnico. Se dio luz verde al desarrollo del Typ 29 y Ben Pon pasó a la historia como el inventor del Volkswagen Transporter, un vehículo comercial ligero que hasta 1990 ha mantenido, apenas sin modificaciones, las líneas plasmadas en el papel por Ben Pon. Se empezó a trabajar en noviembre de 1948, y el primer problema que había que resolver era el de adecuar el diseño con la aerodinámica.

Formas redondeadas



Se prepararon dos cabinas de formas rectangulares realizadas con hojalata, pero no dieron el resultado esperado en el túnel de viento de la Escuela Técnica Superior de Braunschweig. La solución la propuso la propia Escuela Superior, que sugirió una cabina de formas redondeadas y con una línea más estilizada. Se logró un 40% menos de resistencia al aire y se adoptó para el primer prototipo rodante, que apareció en abril de 1949. Llevaba chasis y motor de Volkswagen Escarabajo, tenía una longitud de 3,83 metros, una anchura de 1,58 metros y una altura de 1,84 metros. Su propulsor era de cuatro cilindros, refrigerado por aire, y tenía una potencia de 25 caballos. Apenas tenía superficie acristada, salvo el parabrisas delantero, y las puertas de acceso para la carga aún no se habían definido. 
Sin embargo, ese chasis se manifestó endeble para resistir la carga que la furgoneta podía transportar, por lo que los ánimos decayeron y la producción del vehículo no se aprobó. Pero en octubre de ese mismo año se dio un giro radical al rumbo seguido hasta entonces. Nordhoff y Haesner decidieron crear un chasis totalmente nuevo para el Typ 29 y una carrocería autoportante. Se trataba de una auténtica innovación para la época que supuso tener que dividir la producción de los turismos y los vehículos comerciales en la planta.

Sometido a varias pruebas, al Typ 29 fue mejorado en varios detalles, sobre todo en lo referente a la dirección y a los frenos. Por otro lado, se redujo el espacio trasero para el motor, lo que permitió ganar espacio para la carga. Sólo faltaba un detalle, el nombre. Se barajaron varios: Bully, Juwel, etcétera, pero ya estaban registrados, así que en un principio se le llamó Typ 2, ya que el Typ 1 era el Escarabajo. Aún no se estaba fabricando cuando alguien propuso el nombre de Transporter, que fue el que perseveró, y así, cuando se inició la producción el 8 de marzo de 1950, ya respondía a esa denominación oficial. 


El primer día se fabricaron dos vehículos, aunque en abril ya salían de la cadena de montaje 10 diarios y a final de año se habían construido 8.059 Transporter. Su éxito fue tan espectacular que en 1951 se solicitaron 10.000 pedidos. En un principio se hacían sólo furgones, pero pronto un 30% de la producción estaba compuesta por diferentes versiones: plataforma de carga, microbús y kombi (precisamente la precursora de la actual Eurovan por tener los asientos desmontables, lo que hacía que fuera muy polivalente). El primer Transporter medía 4,1 metros de longitud, 1,70 metros de anchura y 1,90 de altura. Pesaba 990 kilos y tenía una capacidad de carga de 760 kilos. Sólo se servía en color azul. Su motor de cuatro cilindros y 1,1 litros, daba 25 caballos y permitía alcanzar una velocidad de 80 kilómetros por hora.

Coche para todo

El interés que despertó en el público y en las instituciones hizo que empezasen a proliferar las transformaciones: coche de bomberos, ambulancia, etcétera. Las necesidades de los clientes también tuvieron su reflejo en fábrica, que sacó a la luz el Samba, un microbús de lujo, totalmente acrislado y con capacidad para siete pasajeros. Y en colaboración con la empresa Westfalia nació la primera autocaravana, cuyo interior se decoraba a gusto del cliente: cocina, salón, mesas plegable, camas, etcétera.El caso es que las cifras de ventas siguieron creciendo, y en 1955 ya se exportaban 50.000 Transporter a países de todo el mundo.

Esto motivó el tralado de la producción a una nueva fábrica ubicada en Hannover, ya que Wolfburg no daba más de sí. Allí se construían 100.000 unidades a finales de los 50, y seguían haciéndose versiones de todo tipo y para toda necesidad. En 1960 los ingenieros de Volkswagen presentaron un nuevo Transporter, pero la empresa lo desechó por considerar que resultaría demasiado caro su desarrollo. Así, durante siete años más se mejoró todo lo que se pudo el Transporter T1. Finalmente, en 1967 se dio luz verde al T2, que se presentó oficialmente en agosto. Manteniendo las formas esenciales del T1, el T2 era tan moderno que convirtió al primer Transporter en algo completamente desfasado.Tenía un parabrisas de forma redondeada de una sola pieza, era más grande, más robusto y más seguro, y se podía adquirir con un motor refrigerado por aire, que seguía ubicado en la parte trasera del coche, de 1,6 litros y 47 caballos.

Pero a ese motor de aire le quedaba poco tiempo de vida, ya que en 1972 se estudió la aplicación de un propulsor de refrigeración líquida basado en el del Audi 80. Tras la crisis del petróleo de 1973 y 1974 se trabajo más a fondo en esa dirección, y se aprovechó la aparición de la tercera generación del Transporter, el T3, de formas mucho más rectangulares, para estrenar un motor diesel refrigerado por agua colocado en posición inclinada en la parte trasera del vehículo. Su éxito fue inmediato, y en los años 80 se convirtió en el vehículo de carga más popular del mundo. Las variantes para transporte de personas o para el ocio fueron cada vez más solicitadas. Es entonces cuando se empezó a asociar trabajo y placer en un mismo vehículo

Por fin, en 1990 se produjo el gran cambio: la cuarta generación. El T4 representó una total revolución. Todos sus aspectos eran radicalmente diferentes a los de las tres anteriores generaciones. Se erradicó el motor y la propulsión traseros, que pasaron a la parte delantera del coche, se amplió la oferta mecánica y de modelos; cuyo último representante es, precisamente el Eurovan que acaba de ponerse a la venta. Hasta la fecha, se han vendido en todo el mundo nueve millones de Transporter desde su aparición en 1950.

Fuente: El Mundo Motor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...