13 sept. 2011

Los agentes del peaje portugués ya patrullan para «cazar» infractores

Las Brigadas de Fiscalização ya patrullan por las autovías de peaje electrónico del Norte de Portugal, días después de que el Gobierno luso diese la orden de perseguir y multar a los conductores extranjeros que no paguen. Desde este fin de semana, una flota de vehículos inspecciona estos viales y para a los conductores, a muchos de los cuales apercibe por no llevar el tique o les informa de dónde pueden pagarlo.
Estas patrullas de Via Livre circulan por la concesión Norte Litoral y su misión es efectuar acciones de control y detección de fraudes e infracciones al sistema de cobro de los peajes. Adicionalmente, prestarán informaciones a los usuarios de la vía y desempeñarán una función de carácter pedagógico.
Precisamente, algunos conductores vigueses que se dirigían al aeropuerto de Oporto presenciaron como los agentes fiscalizadores paraban algunos coches y apercibían a quienes no llevaban el comprobante de adhesión.
Esto es una prueba de que Portugal ha llevado a cabo su advertencia de que perseguirá a los conductores españoles que no paguen.

Tramo del aeropuerto

Los primeros usuarios que han adquirido el comprobante para el aeropuerto de Saa Carneiro han detectado que hay que pagar el tramo de ida y vuelta y elegir las fechas, que no se podrán cambiar. Para obtener los dispositivos se pueden acudir a locales que estén adscritos a esta red de peajes.
Via Livre advierte que aquellos conductores extranjeros que no paguen la tasa se enfrentan a multas de 10 veces el peaje, con un mínimo de 25 euros y 125 de máximo. También advierte que los coches patrulla se dedicarán especialmente a comprobar que los extranjeros vayan provistos del dispositivo electrónico. Aquellos que solo vayan a circular cinco días por Portugal o se dirijan al aeropuerto podrán pagar su tramo con tarjeta de crédito por Internet. Otra solución es hacer el prepago del tramo del aeropuerto en las áreas de servicio o en las gasolineras. La ida y vuelta a Saa Carneiro cuesta algo más de 10 euros. El tique deberá ponerse en el salpicadero para que sea visible a los lectores electrónicos o a los agentes que controlan la ruta.
El gobierno luso llevaba varios meses en los que hacía la vista gorda con los conductores españoles pero, la semana pasada, advirtió de que ya no admitiría más impagos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...